[print_gllr id=812]

Somos un colectivo de artistas dedicados a nuestro trabajo en  un espíritu de investigación y constante búsqueda tanto a nivel artístico como humano. Más que una compañía somos un organismo vivo y dinámico, un grupo de personas de diversa y variada procedencia tanto a nivel artístico como social y cultural pero con metas y propósitos comunes. Nos mueve un deseo de ahondar en el descubrimiento de la vida, las relaciones humanas y el mundo que nos rodea a través la investigación del hecho creativo en el ámbito del arte dramático, la danza, la música y las bellas artes.

Creemos que la puesta en escena de una obra o la representación de cualquier espectáculo más que para ser visto, debe ser algo para ser vivido y experimentado entre el representante y el público que así deja de ser un mero espectador para convertirse en copartícipe de una experiencia estética, de un encuentro. Pensamos que cualquier creación artística debe ser el resultado de una actitud de entrega y donación por parte del artista, a la obra misma primero con amor y pasión y al público luego, para el cual ha sido creada.

En definitiva, la búsqueda y expresividad de lo bello, que en la definición clásica del arte iba siempre asociada a la búsqueda de la verdad, así como el continuo tratamiento de temas y asuntos relacionados con la vida, la experiencia humana y las preocupaciones sociales son nuestro cometido.

-Método de trabajo:
Nuestro trabajo diario se centra en una actitud de estudio e investigación  a través del aprendizaje en las diferentes disciplinas artísticas, ejercicios, juegos dramáticos, ensayos, lecturas, conferencias, talleres, recitales, conciertos, diálogo y convivencia. Entendemos el arte dramático, la danza, la música y las bellas artes como verdaderas manifestaciones artísticas y vemos al artista entregado a una profesión que requiere amor, entrega, esfuerzo y tesón. Creemos que el actor, como cualquier otro artista, debe recibir una formación integral que le ayude en el desarrollo de sus destrezas expresivas, técnicas, artísticas y corporales pero que al mismo tiempo contribuya de manera certera al aquilatamiento y desarrollo de su sensibilidad estética y por ende a su formación ética. Pues consideramos que estos elementos son imprescindibles para cualquier artista; ya que es su deber y responsabilidad tener su sensibilidad artística bien desarrollada y su instrumento bien afinado para poder captar y dar expresión a las complejidades, grandezas, virtudes, miserias y sutilezas de la vida humana en su devenir histórico y biográfico, de manera bella, agradable y verdadera.

Nuestro deseo es poder a encontrar de una manera honesta, genuina y comprometida las diferentes formas estéticas apropiadas para cada espectáculo y puesta en escena. Por tanto, nuestros montajes y representaciones son el resultado de una continua búsqueda y dedicación así como de la fusión de las diferentes disciplinas artísticas en el escenario.

Todo esto está basado en el reconocimiento de las disciplinas artísticas como medios útiles para ayudarnos a descifrar y comprender el mundo, más allá de los meros planteamientos cientificistas de una sociedad frenética, impersonal y secularizada. Entendemos que la expresión artística bien encaminada debe contribuir a la formación y el refinamiento del carácter, a la reflexión sosegada de temas y asuntos, a la expansión del espíritu y a la aportación de su granito de arena en la construcción de una concordia social. De ninguna manera nos parece que el arte se puede convertir en puro y duro entretenimiento, aunque obviamente el aspecto lúdico sea connatural a su propia naturaleza, pero no como único fin en sí mismo. Haber aceptado esta actitud en los últimos tiempos, ha hecho que las bellas musas sean culpables de contribuir a la propagación de la banalidad, la falacia, la chabacanería, la frivolidad y el sinsentido.

En definitiva, sin adentrarnos en terrenos ajenos a la naturaleza del arte, y de una manera objetiva y desinteresada, creemos que dedicadas al noble arte de elevar el espíritu, educar, entretener y proveer solaz las bellas musas, pueden aportar un ingrediente necesario en el camino de la transformación social; y ese otro no menos importante de andar el largo trayecto hacia el otro que tanto nos cuesta recorrer.

-Trayectoria:
Durante algunos años hemos estado dedicados a un continuo proceso de estudio, investigación y creación producto del cual ha sido la producción de los varios espectáculos que podréis encontrar aquí. No quiere esto decir, ni mucho menos, que ya hayamos llegado, pero sí que estamos en proceso y nuestro deseo es poder ir creciendo y madurando tanto a nivel profesional como personal, haciendo camino al andar, y desvelando esas bellas pero reticentes criaturas que el arte produce y el espectador tanto anhela contemplar.

-Director:
Héctor Ramírez

Estudió arte dramático en Colombia y trabajó allí con una de las más importantes compañías hasta su venida a España en 1980. Desde entonces ha estudiado producción y realización de televisión en Canadá ha trabajado como regidor en Italia. Ha estudiado y participado en diferentes cursos con John Satrassberg del Actor´s Studio en Nueva York; Bruce Meyers del Centro de Investigación Teatral de Peter Brook en París.

Ha realizado cursos de dirección con Augusto Fernández del  Estudio Juan Carlos Corazza en Madrid y ha participado en seminarios con Jacques Lecoq, Guillermo Heras, y en el Globe Theatre de Londres. Ha estudiado análisis e interpretación de textos del siglo XVII con el profesor Rafael Lapesa y ha participado en congresos y seminarios sobre Calderón y otros dramaturgos del Barroco, Shakespeare y algunos autores contemporáneos. También ha sido un asiduo participante durante varios años en las jornadas de teatro clásico organizadas por la Universidad de Castilla la Mancha y dirigidos por el profesor Felipe Pedraza en el marco del Festival de Teatro Clásico de Almagro.

En los últimos años ha realizado trabajos de dirección, adaptación y dramaturgia tales como Othello, El Cántico, El Cómico, El Culebrón. Entre el 2004 y el 2006 trabajó en EEUU en Belhaven University como artista residente y dirigió allí el montaje del Gran Teatro del Mundo de Calderón en la primavera del 2006. Durante su estancia en dicha universidad realizó un estudio de investigación en el ámbito del las artes escénicas que le llevo a viajar y conocer de primera mano el trabajo de varias compañías profesionales de teatro y danza tanto europeas como americanas.