Apasionado de la música desde pequeño, ha cantado en coros y chirigotas cuando apenas sabía qué era cantar. Más adelante, se formó en música y fliscorno para la banda municipal de su pueblo, y también brevemente en teatro musical, hasta que se mudó a Madrid, donde comenzó la formación en la disciplina de canto moderno en varias escuelas. Ha actuado en salas de Madrid como solista y también como corista en el coro de Fuenlabrada, donde ha tenido el placer de cantar con artistas de la talla de Camilo Sesto, Stravaganza o los Mägo de Oz. Además de su actividad como profesor, también dirige un coro de Pop y Rock en el centro de Madrid.